El Día Mundial de la Conciencia sobre el Ruido, tiene como objetivo alertar sobre los negativos efectos de este tipo de contaminación que es considerado uno de los mayores de la actualidad.


Al ruido se le considera un contaminante invisible, ya que a diferencia de otros contaminantes, el ruido no deja residuos. El ruido es una consecuencia directa de la actividad humana y tiene importantes efectos en la salud de las personas, que sobrepasan a aquellos vinculados estrictamente a la audición. El ruido también es un agente de estrés, dificulta la comunicación y los procesos de aprendizaje, afecta la recuperación de pacientes, el descanso y sueño entre otros efectos, los que atentan progresivamente contra la calidad de vida de la población expuesta.

En general estamos expuestos a niveles de ruido que están entre los 35 y 85 dBA. Por debajo de los 45 dBA es un clima de ruido normal, sobre los 85 dBA aparecen las molestias. En Chile la norma que regula de emisión de ruido para “fuentes fijas” es el Decreto Supremo N°38/11 del Ministerio del Medio Ambiente. Las empresas acústicas son los entes calificados para medir y certificar cuando una fuente sobrepasa la norma vigente.

 ¿Cómo podemos ayudar a disminuir la contaminación acústica?

Lo primero es tomar conciencia y preocuparnos del ruido que hacemos y respetar el derecho de los demás a disfrutar de un ambiente sonoro grato. Algunas recomendaciones que hacen la diferencia según la situación son: 

  1. Vehículos

Usar la bocina solo para prevenir accidentes. Evitar aceleraciones bruscas y la utilización de bramadores en los tubos de escapes. Si se emplean alarmas en automóviles procurar que sea de corta duración y estar atento si se activa. 

  1. Ocio y Recreación

Oír música y televisión a un nivel que no produzca molestias a los demás. Moderar el volumen de los ringtones de los celulares. No escuchar música sin audífonos en lugares públicos. 

  1. Voz.

Hablar con un volumen de voz moderada, no es necesario hablar en voz alta ni gritar para que los demás nos oigan. No gritar a los niños, no les enseñe con el mal ejemplo. 

  1. Convivencia Vecinal

Ser criterioso en el uso de electrodomésticos por la noche. Cerrar las puertas sin dar golpes. Procurar mover muebles sin hacer ruido. Moderar el volumen de la música en nuestras celebraciones. 

  1. Cuidados Salud Auditiva

Proteger nuestra audición evitando exponernos a niveles sonoros elevados. En lugares ruidosos proteger los oidos con tapones. Limitar el tiempo y volumen de uso de auriculares, evitar usarlos en lugares ruidosos. 

  1. Empresas

Si es dueño de una empresa que genera ruido, invierta en medidas de control de ruido; mejorará la imagen de su negocio, la salud de sus empleados y evitará denuncias y multas.

Infórmese de sus derechos en relación al ruido. Solicite información sobre la normativa nacional y de su comuna, y exija su cumplimiento.

soluciones acusticas-2soluciones acusticas-1

DESCARGUE FOLLETO INFORMATIVO IMPRIMIBLE

dia del ruido 27 abril 2016


La población, en general, está expuesta a niveles de ruido que oscilan en­tre los 35 y 85 dBA. Por debajo de los 45 dBA, en un clima de ruido normal, en general nadie suele sentir molestias, pero cuando se alcanzan los 85 dBA, normalmente éstas aparecen: por eso entre 60 y 65 dBA, para ruido diurno, se sitúa el umbral donde comienza la incomodidad para el ser humano. Para tener una idea, podemos establecer que en el ambiente de una biblioteca se tienen 40 dBA, una conversación en voz alta a un metro de distancia registra unos 70 dBA, el tránsito de una calle muy agitada sobrepasa fácil los 85 dBA al borde de la vereda, y el despegue de un avión a 70 metros de distancia alcanza 120 dBA. (Bruel y Kjaer, 1984).


Fuente: Informe sobre el ruido. Ministerio del Medio Ambiente (MMA).
www.cibel.cl